viernes, 8 de enero de 2021

21 CONSEJOS DE UN PADRE A SU HIJO PARA SER UN BUEN ABOGADO

La historia

Navegando en la red, encontré un artículo de un abogado llamado Roland Boyd, en el que se narra lo que le dice su hijo en su último año de la carrera para ser Abogado. Me pareció muy interesante y quiero compartirla contigo.

Querido hijo:

Ahora estás en tu último año de la facultad de derecho. Probablemente alguna de las cosas que yo aprendí en mis 30 años de profesión de abogado podrán serte útil. La facultad de Derecho te enseña cosas que serán buenas para tus clientes, pero las que te comparto serán buenas para ti. Nunca podrás tener felicidad profesional si no eres financieramente exitoso. Uno de los grandes placeres de la vida es realizarse. En mi opinión, si recuerdas estas 21 cosas tendrás una carrera larga, feliz y exitosa.

1.     Recuerda, la regla de los 9

Esto funciona así: 9 de cada 10 personas son buenas, honestas, inteligentes y justas. Por lo tanto, si quieres tener la probabilidad a tu favor, elije el lado justo de la cuestión. En la profesión legal, el lado justo de las cosas es aquel que ayuda a la sociedad. En otras palabras, no dañes a tu compañero. En el Tribunal la Regla de los 9 funciona de la misma manera. En 9 veces de 10, el lado bueno triunfa en los Tribunales.

2.     Recuerda, la integridad de un abogado es de una importancia vital para la comunidad
Si el carnicero, el panadero y el electricista no son honestos, esto no es un gran problema. Pero, por otro lado, el abogado juega un papel tan vital en la vida de sus semejantes que, si no es honesto, es una gran catástrofe. Déjame darte algunos ejemplos de roles vitales que debe desempeñar un abogado:

a)     Hace algunos unos años, poco después del mediodía, se abrió la puerta de mi oficina; allí estaba un hombre, de un poco más allá de la mediana edad. Lo había representado durante muchos años; fue un granjero exitoso; estaba muy pálido y temblaba por todas partes cuando dijo: "Acabo de cometer el peor error que un hombre puede cometer. He matado a alguien, supe un segundo después de que lo hice lo terrible que era. Por el amor de Dios, ayúdame ".

b)     Hace unos 10 años, tres miembros de una familia, otros dos de los cuales acababan de cometer uno de los crímenes más horribles que jamás había ocurrido en Texas, vinieron a mi oficina. Esta familia se enfrentó cara a cara con una cruda y antinatural tragedia. El portavoz dijo: "En una reunión familiar esta mañana, todos acordamos que lo queríamos como fiscal especial, para ayudarnos a ver que se hace justicia".

c)     Hace unas semanas, un granjero jubilado, un ciudadano bueno y sólido, vino a la oficina trayendo consigo a una hija vestida elegante y atractiva, aparentemente de unos 35 años. Me contó la historia del matrimonio de la hija con un joven enérgico, guapo, bien educado y dinámico, lo bien que le estaba yendo en los negocios, cómo la familia comenzó a crecer, y luego la malversación de fondos, luego el divorcio, luego una nueva vida, luego volver a casarse, luego robo con armas de fuego y asesinato, ahora pena de muerte en sólo un día o dos. 'Necesitamos tu ayuda.'

d)     Hace varios meses, el sábado por la tarde, mientras estaba en la oficina con las puertas exteriores cerradas, una llamada telefónica de un hombre de mediana edad al que había representado durante años, así como su padre antes que él, con voz angustiada, dijo: 'Estoy abajo, tu puerta está cerrada, pero solo estaba rezando para que estuvieras dentro. Debo hablar contigo.' Cuando llegó, me mostró varios periódicos diarios que acababa de salir de la oficina de correos desde una distancia lejana. ciudad. Los titulares y los artículos de primera plana contaban la historia de un atraco en una tienda de licores con el propietario asesinado cuando intentaba alcanzar un arma, la captura por bloqueo policial, los informes del laboratorio demostraron de manera concluyente quién había disparado el tiro que mató al propietario. Su hijo. Llorando como un bebé, el hombre dijo: "Ayúdame. ¿Qué puedo hacer?'

e)     Usted podría ser empleado del Colegio de Abogados para investigar, informar, presentar y juzgar a un compañero abogado en un proceso de inhabilitación. Esta asignación no se puede tomar a la ligera.

f)      En 30 años de ejercer la abogacía, he sentido que mi deber profesional me obligaba a pedirle a un jurado que le quitara la vida a un hombre en tres ocasiones diferentes. En dos casos, el jurado cumplió con mi solicitud; en el tercero, el imputado se quitó la vida el día que fue condenado a cadena perpetua. En estas condiciones, la única recompensa que ofrece la vida es una conciencia tranquila. Ninguna profesión puede ser más vital que una que impone tales requisitos a sus miembros. Por tanto, la integridad de sus miembros es sin duda una de las principales preocupaciones de la sociedad.

3.     Recuerda, siempre se amable con las personas sin importar su estatus social, su nivel de educación o su situación financiera porque:

a)     Ese chico que ahora está sirviendo bebidas en la tienda, en 25 años podría ser el presidente de la Asociación de Bancos de Inversión de Estados Unidos y podría llamarte para tratar un tema importante.

b)     Ese chico que está juntando metales en la calle y vendiéndolo para tener dinero que gastar, en 20 años podría estar contratándote para que le examines ciertos títulos de propiedad de tierras que está comprando en otros Estados.

c)     Ese compañero que, el día de graduación dijo que él no iba a seguir estudiando nada porque ya tenía todos los conocimientos necesarios, en varios años podría ser elegido el presidente del directorio de alguna compañía industrial, probando así que lo que decía era verdad.

d)     Muchos empresarios exitosos no saben leer ni escribir.

4.     Recuerda, en la práctica del derecho, bajo una forma democrática de gobierno, no hay secretos. Por lo tanto, nunca pongas nada por escrito, ni digas nada en una conferencia o por teléfono que te importaría ver en la primera plana de un diario, o en la Televisión, o que sea escuchado en el estrado de los testigos o en la radio.

5.     Recuerda, la mejor manera de desarmar a tus enemigos es hacer lo que sea justo dadas las circunstancias. Los vuelve absolutamente locos. A menudo, los arrojará a tal confusión que se volverán indefensos. Normalmente, su "doble trato" será "contraproducente" si no recurre a las mismas tácticas.

6.     Recuerda, ningún pueblo ha desarrollado un mejor método de solucionar las disputas entre los hombres que nuestro sistema judicial. El sistema judicial fue desarrollado por la profesión legal y fue sometido a distintas pruebas, millones de veces; aunque no es perfecto, es lo mejor que hay. Siempre defiende el sistema. Si alguna vez pierdes un juicio, no trates de tirar abajo el Tribunal.

7.     Recuerda, lo más importante, en lo que hace a conseguir trabajo, es aquellos que tus vecinos piensan de ti. Todo en la tierra se conecta con tu ciudad y con tu barrio. Cuan alto vayas en tu profesión depende de quién te emplea. Los trabajos más importantes que tuve en mi vida se originaron en alguien muy cercano a mi casa. Por eso, lo que tus vecinos piensan de ti es lo que importa.

8.     Recuerda, ninguna otra profesión permite a sus miembros disfrutar de una larga vida profesional como lo hace la abogacía. Mientras el abogado viva podrá trabajar. Mientras el abogado conserve su salud y su cerebro podrá hacerlo exitosamente. Piensa en nuestro vecino, el senador, que ejerció la abogacía durante 70 años.

9.     Recuerda, no existe límite para el éxito en la profesión legal
El único límite para el éxito que puedas lograr está dado por tu tiempo y tu energía. Y el pensamiento que te da fuerzas para terminar cuando el día se hace tarde y continuar se hace duro es que, independiente de como luzca para otros, tú sabes que estás peleando según las reglas aceptadas del juego.

10. Recuerda, el fin no justifica los medios. Dos cosas malas no hacen una buena. Es mejor perder que no pelear de acuerdo con las reglas. Es extremadamente fácil para un abogado joven violar esas reglas. Si tienes una familia que mantener con un ingreso magro, hay una gran tentación para ponerse laxo en la moral profesional. Ten presente que te beneficiarás financieramente si no lo haces. La magnitud de la responsabilidad confiada a ti está en directa relación con la confianza que las personas te tienen. Nadie puede destruir la confianza que otros te tienen, excepto tu. La clave es la integridad; por lo tanto, no solo deberás ser honesto, sino también deberás mantener la apariencia de honesto.

11. Recuerda, para ser un buen abogado primero tienes que ser un buen hombre.
Tu principal ambición tiene que estar relacionada con ser un buen marido, un buen padre, un buen vecino, un buen ciudadano y abogado. Si logras esto, habrás logrado todo el éxito que se puede lograr. El placer de la vida.

12. Recuerda, nunca pongas tu interés en tus honorarios delante de tu interés en el caso. Tus futuros ingresos dependerán más de la forma en que manejas el caso que en el monto de honorarios que cobras.

13. Recuerda, el objetivo principal de la profesión legal es encontrar, reconocer, interpretar y preservar la verdad. Lo más rápido que puedas aprender sobre la realidad de una situación, mejor estarás.

14. Recuerda, tus clientes en forma inconsciente te hacen el guardián de sus principios morales. De la forma más discreta posible, debe asumir esta responsabilidad. Si lo hace, y lo cumple adecuadamente, le ayudará a construir una buena práctica jurídica:

a)     Hace muchos años, un cliente que vivía en una ciudad cercana vino a la oficina y dijo: "Ese caso en el que me representas, me puse a pensar, esa propiedad representa el 90 por ciento del trabajo de mi vida. Si pierde ese caso, estoy arruinado. Un hombre me dijo que si iba a fulano de tal y le pagaba $ 10,000, entonces mi propiedad sería reevaluada en una cifra alta y podría llegar a un acuerdo sin un juicio. Casi he decidido hacerlo de esa manera. ¿Qué te parece? Le dije, en mi opinión, que estaría cometiendo el mayor error que jamás había cometido; que siempre había sido honesto y no veía ninguna razón para que cambiara tan tarde en la vida. Él aceptó de mala gana. Unos meses más tarde, estaba muy satisfecho con el resultado de su caso y me dijo muchas veces que evitaba que arruinara una vida feliz y exitosa. Me consultó sobre todos los asuntos importantes para el equilibrio de su vida. b) Hace unos años, a media mañana, recibí una llamada de un ciudadano local que estaba entonces en una ciudad lejana. Hizo una cita tan pronto como pudo conducir. Esa tarde, cuando llegó, explicó que había sido un postor bajo en un gran contrato de construcción, que el segundo postor se había acercado a él con la propuesta de que, si no calificaba, se le adjudicaría el contrato al segundo postor, entonces él déjelo hacer el trabajo y dividirían la diferencia en las dos ofertas. Quería que escribiera un contrato que vinculara a ambas partes. Después de explicar por qué ningún abogado podía redactar ese contrato sin cometer un delito grave, decidió calificar y cumplir, lo cual hizo. Él y toda su familia han sido mis clientes desde entonces.

b)      Hace un par de años, a media mañana recibí un llamado de un ciudadano local que en ese momento vivía en otra ciudad diciendo que haría una cita conmigo apenas pudiese manejar. La tarde en que llegó me explicó que había sido elegido la mejor oferta en una licitación para una gran obra de construcción y que el segundo oferente, que tenía una oferta más onerosa, le solicitó que renunciara así él hacía la obra y se dividirían la diferencia y, habiéndose así decidido, que solicitaba un contrato que obligara en ese sentido a este segundo oferente. Luego de explicarle que no podría hacer eso y que ningún otro abogado podría hacerlo sin cometer algún delito, decidió continuar con la obra comprometida. Desde ese entonces, él y toda su familia son clientes míos.

15. Recuerda, el Tribunal es donde comienza el show. En este lugar es donde el abogado deberá poner todo de sí. Aquí es donde te encontrarás con tu adversario. Existe un gran segmento de la profesión que intenta evadir el Tribunal a toda costa. Eso es un error. Por supuesto que el Tribunal tiene que ser el último recurso, pero nunca tuve suerte en manejar los asuntos en una negociación hasta que la situación estaba en una buena forma para ser juzgada. Si tienes un buen caso y estás bien preparado 9 veces de 10 seguramente no tendrás necesidad de ir al Tribunal. Si no estás bien preparado, o bien perderás el caso u obligarás a tu cliente a un acuerdo injusto. El trabajo en el Tribunal es esencial para el abogado, ya que hasta que no tengas una apreciación real de lo que puedes o no lograr en el Tribunal, no tendrás un standard real para evaluar tu caso. Un abogado litigante es a la profesión legal lo que un cirujano es a la medicina. Un abogado que nunca pisa los Tribunales nunca sabrá como entregar un buen servicio a sus clientes. El mayor cumplido que un abogado puede recibir es: “Él es un buen abogado litigante”.

16. Recuerda, no existe una forma segura de obligar a dos personas y mantenerlas vinculadas a través de un instrumento escrito. Lo único que obliga a las personas es el hecho que, bajo cualquier circunstancia, la mayoría de los hombres, sin saber lo que el otro hará, buscará la soga dorada de la justicia, la verdad, la decencia y por ello se obligarán con otros que busquen la misma soga. Esta es la única combinación que durará en el tiempo.

17. Recuerda, vive para tu cumpleaños 50. Poco después de graduarme y abrir mi oficina, uno de los clubes de servicio tenía como orador invitado a un evangelista que estaba celebrando un avivamiento en una gran carpa en el lote comercial. En su charla dijo: "No me importa cuál sea el trabajo de tu vida; si eres un joven que recién comienza, te diré qué esperar de la vida. Si desde ahora hasta que cumpla cincuenta años toma todas las decisiones en su negocio o profesión de tal manera que crea que ayuda a la sociedad, desde su quincuagésimo cumpleaños en adelante, para el equilibrio de su vida, el placer que obtiene del trabajo de su vida se duplicará. cada 12 meses. Por otro lado, si sus decisiones son contrarias a la sociedad, sus desilusiones y sus miserias se duplicarán cada 12 meses. 'Ahora tengo tres años de cumplir los cincuenta años. Creo que el hombre tenía razón

18. Recuerda, el dinero pierde su importancia cuando tienes suficiente comida, abrigo y refugio para ti y tu familia. En este punto, con todas las personas el placer disminuye a medida que el monto aumenta. Las personas que no tienen otra cosa que dinero, tienen muy poco.

19. Recuerda, el hombre más feliz de la tierra es el hombre que tiene que trabajar para vivir.

20. Recuerda, muchas de tus emociones, excitación o experiencias inusuales vendrán de una forma muy peculiar e inesperada.

a)     Una mujer manejó 20 millas y corrió a mi oficina y dijo “Acabo de escuchar que se murió de un ataque al corazón. Gracias a Dios que no es verdad”

b)     Conduciendo a una estación de servicio, el dueño -que no recuerdo haber visto antes- le grita a su hijo. “Querido, ve a buscar a tu madre, aquí está el hombre que nos convenció que no nos divorciáramos. Los dos queremos agradecerle”

c)     Clientes que te envían más que los honorarios convenidos diciendo que no le has cobrado lo suficiente (No pasa demasiado seguido, pero es emocionante cuando sucede)

d)     Cartas de agradecimiento de herederos a los cuales nunca conociste.

e)     Personas que vienen a tu oficina como nuevos clientes, a quienes previamente habías demandado.

21. Recuerda, aquellos que permanecen vinculados el mayor tiempo, usualmente son los mejores. Creo que tienes la habilidad para tener éxito en la medicina, en la ingeniería, en los negocios o en cualquier cosa que quieras llevar a cabo, pero no tienes el tiempo necesario. Para convertirse en completamente calificado, establecerse y tener éxito en algo se requiere toda una vida. Por eso, quienes eligen temprano trazar un rumbo en su vida y se mantienen en él generalmente son aquellos que disfrutan del mayor éxito. En la profesión legal se aplica el mismo principio a la ubicación. Muchas veces, todos los meses viene alguien a mi oficina como consecuencia de alguna asociación con algún miembro de su familia realizada muchos años atrás. Si no te quedas en un solo lugar, perderás esta ventaja.

Creo que luego de que practiques la profesión legal por más de 30 años, tú también sabrás que la abogacía es la mejor profesión que existe.

Atentamente
Tu padre.

Fuente:

https://v1.lawgazette.com.sg/2007-4/Feature4-How%20to%20Succeed%20as%20a%20Lawyer.htm